Categorías
Panamá

Franquicias Panameñas brinda ayuda a Banco de Alimentos

En el marco del día mundial del pollo frito, Franquicias Panameñas anunció que mediante su marca KFC, que seguirá Alimentando Esperanzas por tercer año consecutivo aportando al Banco de Comibles, como parte del programa Harvest que desarrolla la compañía.

El programa Harvest es una iniciativa internacional de la famosa franquicia, que dona en el planeta más de siete millones de libras de pollo. En Panamá, trece restaurants KFC participan donando alimentos y presas de pollo preparadas bajo la receta segrega del Coronel Sanders al Banco de Comestibles, para que cientos de personas puedan gozar de comibles frescos y exquisitos.

A lo largo de dos mil diecinueve Franquicias Panameñas de Panamá con su aporte hizo posible la entrega de 10,300 KG de pollo para ciento cincuenta mil platos de comida servidos en diez comedores en diversas unas partes del país. Este año la marca sigue su compromiso con esta noble labor y también indica que proseguirán para contribuir con familias que pasan instantes difíciles tras la pandemia del Covid.

“En estos tiempos la solidaridad de las compañías es esencial para la recuperación del país. Nos sentimos complacidos de continuar sumando sacrificios a la vera de nuestros voluntarios y de cooperar con la espléndida tarea del Banco de Comibles de Panamá. Nuestra meta será beneficiar este año a cientos de pequeños y jóvenes a nivel nacional. Invitamos a más empresas a que se sumen a la magnífica labor del Banco de Comestibles, comentó Vielsys Berguido, Jefe de Relaciones Públicas y Medios de Franquicias Panameñas.

Por su lado, Nelva Beatos, Organizadora de Responsabilidad Social Empresarial, agregó: “Nuestro objetivo principal como empresa de comestibles es mitigar el apetito y la desnutrición en Panamá, apostando por promover la salud integral de nuestros pequeños, frenar la deserción escolar y causar un impacto positivo en sus vidas a fin de que en un futuro sean ciudadanos socialmente responsables”.

Franquicias Panameñas, después de tres (tres) años de haber empezado con el programa Nutriendo Esperanzas, ha contribuido con insumos para comedores como: Pensando en Ti en Colón, Belén Casa de Pan en Felipillo, Dios es mi Proveedor y Sustento en Mañanitas, Dios Proveerá en Mañanitas, Virgen de Guadalupe en Burunga, Lamento de Déboras en sus sedes de Nuevo Chorrillo en Arraiján y el Tecal y el comedor de la Iglesia El Nazareno en sus sedes de Puerto Caimito y La Industrial en La Chorrera y Ciricito en Capira.